» » Las ayudas técnicas. Esas grandes desconocidas

Las ayudas técnicas. Esas grandes desconocidas

Publicado en: Soluciones Movilidad | 0

Las personas con movilidad reducida cuentan actualmente con una gran variedad de elementos, aparatos y sistemas técnicos, las denominadas ayudas técnicas, que les permiten un mayor grado de autonomía y realizar ciertas actividades cotidianas con mucho menor esfuerzo o dificultad.

Son muy variables las circunstancias en las que podemos necesitar ayudas técnicas: personas mayores, enfermedades neuromusculares, secuelas de accidentes, etc. Saber que contamos con un gran número de elementos que pueden ayudarnos a realizar nuestras tareas diarias de forma más fácil e incluso autónomamente es muy importante.

Las ayudas técnicas son instrumentos, aparatos, sistemas o equipos que van a facilitar la movilidad o facilitar la realización de tareas diarias por parte del usuario.

Contamos con un gran número de ayudas técnicas a nuestra disposición. Los tipos más demandados son aquellos destinados a para mejorar el movimiento personal (para deambular, desplazarnos, traslados, etc.), así como para facilitar el aseo y cuidado personal de forma autónoma. Dentro de estos grupos también encontramos sistemas técnicos que permiten y facilitan la labor del cuidador en los casos en que este sea necesario. Otros tipos de ayudas técnicas están diseñadas para permitir vestirse autónomamente, realizar labores en el hogar, facilitar la comunicación, etc. Podemos hacer uso de ayudas técnicas (elementos, instrumentos o aparatos) ya fabricadas y con ciertas opciones de modificación para adaptarlas a cada necesidad. También se pueden diseñar equipos para una necesidad concreta o las circunstancias específicas de cada paciente.

Como ya hemos comentado, las ayudas técnicas no son sólo un importante apoyo para la persona que tienen dificultades de movilidad. También suponen un alivio para los cuidadores o servicio de asistencia de estas personas, ya que les permiten desarrollar su labor de forma mucho más eficiente y con menos esfuerzo físico para ellos. En este punto son especialmente importantes las ayudas técnicas para trasladar a la persona desde la silla de ruedas (a la cama, silla, etc.) o aquellas utilizadas para el aseo personal (grúas, asientos para el wc, asientos para la ducha, etc). Este aspecto es muy importante, ya que gran parte de los familiares o cuidadores, en caso de personas dependientes, acaban desarrollando problemas en articulaciones o musculares debido a la dificultad de manejarlos adecuadamente.

Afortunadamente, hoy en día las personas con movilidad reducida cuentan con un gran número de ayudas técnicas para promover su autonomía o para permitir un mejor manejo y atención por parte de sus cuidadores. Desde pequeñas dificultades de movilidad hasta problemas más importantes pueden ser mejorados con estos elementos y sistemas de ayuda. Como siempre, os recomendamos consultar vuestra situación en un centro especializado para que os puedan asesorar sobre las distintas opciones con las que podéis mejorar vuestra calidad de vida y vuestra autonomía.